Suiza necesita enfermeras

Suiza necesita 3.000 enfermeras

La profesión de enfermera está muy valorada en el país, pero falta personal cualificado. Sólo dos tercios de la demanda anual de médicos y enfermeras están formados en Suiza, el otro tercio proviene del extranjero.

 

Cómo es la escasez de trabajadores cualificados a pesar de alto índice de inmigración, lo muestran las cifras más recientes de la Organización Nacional de la Salud en el Trabajo (OdASanté): Solo en enfermeras para hospitales, residencias y atención en el hogar faltan actualmente 3.074 personas. Para el director general de OdASanté, Urs Sieber, esta bastante claro:"Hay que hacer mayores esfuerzos para cubrir puestos." 

 

Primeros resultados: los esfuerzos a través de la reforma educativa ya son evidentes, 3.149 jóvenes han comenzado el verano pasado una enseñanza de tres años como auxiliar de enfermería según el FAGE. Eso son casi 200 personas más que en el año 2011, con el fin de satisfacer la demanda. Sin embargo, todavía faltan 1.274 puestos por cubrir. "Aunque las empresas ya realizan mucho esfuerzo, se necesita todavía más para crear muchos puestos de aprendizaje en la profesión, de modo que todas las personas interesadas tengan un lugar de prácticas”, dice Sieber. "En un puesto de aprendizaje (prácticas) aplican hasta 40 jóvenes," dice Peter Marbet, director del centro de educación de enfermería en Berna. 

800 jóvenes comenzaron unas prácticas como auxiliar de enfermería en agosto de 2012 en el cantón de Berna. "Todavía podríamos insertar a más jóvenes interesados, habríamos tenido suficientes plazas de formación."

 

La situación en cuanto a diplomados de enfermería es muy diferente "Aquí no estamos perdiendo las plazas de prácticas para los estudiantes, sino la gente", dice Marbet. El año pasado tuvimos 2.894 aprendices o graduados de secundaria capacitados como enfermeros en una escuela profesional superior (HF), o en la Universidad de Ciencias Aplicadas (FH), pero eso son 1.800 menos de los que necesitamos.

 

Una de las razones que apunta el nuevo estudio "decisiones de carrera", de OdASanté, es que sólo el 35 por ciento de los graduados como auxiliares se envuelve en una formación superior para llegar a ser enfermeros diplomados. La mayoría siguen trabajando como auxiliares. "Para muchos es más atractivo tener un trabajo y ganar dinero, que volver una vez más a la escuela y ganar sólo 1.000 francos más”, dice Marbet. Un auxiliar puede hoy en día ganar después de aprendizaje hasta 4.900 francos y un diplomado en enfermería unos 5500, por tanto, la diferencia es demasiado pequeña para que inviertan 2 años más de formación.