Salario impuestos enfermera Alemania

Sueldo como enfermera en Alemania

El salario de una enfermera en Alemania es muy dificil de fijar puesto que depende de muchos factores (lugar de trabajo, empresa contratante, antigüedad, experiencias, formaciones adicionales, etc..) y puede variar ampliamente. Sin embargo, para dar una pequeña orientación, los salarios netos iniciales como enfermera/o auxiliar de clase social 1, es decir, persona soltera sin niños, se sitúan entre los 1.300€ y 1.600€ mensuales. Profesionales de enfermería con la homologación del título superan los 1.700€, alcanzando según experiencia, zona y especialidad incluso los 2.200-2500€ por mes. Si el profesional cuenta con otra clase social, por ejemplo  clase 3 como casado, las retenciones son menores y con ellos aumenta el salario neto alrededor del 20%. Las ciudades del sur de Alemania ofrecen salarios algo más elevados, aunque no hay que olvidar que allí los costes de vida son más elevados. Un ejemplo claro puede ser la diferencia salarial entre las regiones de Brandenburgo y Bayern.

 

En cuanto a los impuestos, en Alemania se pagan importes más altos que en España y por ello, la diferencia entre bruto y neto. Dependiendo de la clase social se paga un porcentaje u otro des salario que puede variar de entre un 15 a 30%. Existen páginas de internet donde uno mismo puede calcular las retenciones introduciendo sus datos salariales y sociales. Gehaltsrechner

En las instituciones estatales y municipales, así como en los hospitales públicos , hospitales universitarios, hospitales de distrito y muchas de las residencias de Alemania, las enfermeras son contratadas y remuneradas de acuerdo al convenio colectivo para el sector público (TVöD / TV-L). El salario base en enfermería se complementa parcialmente con primas exentas de impuestos, como puede ser el trabajo nocturno, las guardias u horas extraordinarias.

 

En general, y haciendo una pequeña comparativa entre países, los sueldos para profesionales de enfermería en Alemania son ligeramente superiores a los de España, añadiendo que las posibilidades de promocionar en el país son mucho más elevadas. Si se tiene el interés por una formación continua, tanto a nivel lingüístico como profesional en cualquiera de las especialidades, los enfermeros pueden llegar a liderar grupos de plantillas y aumentar a si su responsabilidad y remuneración.

 

Por otro lado, aunque la gran mayoría de personal que emigra a otros países es bastante joven, una cotización en Alemania puede ser muy positiva para el futuro. Una persona que ha trabajado unos años en un país extranjero, tendrá derecho a una paga en relación a esa cotización una vez alcance su jubilación. En Alemania la edad de jubilación está marcada para los 67 años.